Comida
Servicio
Ambiente

Definitivamente una gran experiencia. El restaurante rota lentamente dejándote ver una panorámica cambiante y diferente. La comida muy buena, excepto por el arroz con coco que me pareció demasiado dulce y opaca a el sabor tan delicado de las langostas que comí. Mi esposo comió unos langostinos con coñac que estuvieron supuestamente buenos. Definitivamente un lugar al que volveré cada vez que visite Bogotá.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (216)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×