Comida
Servicio
Ambiente

¡Qué decepción! El pato, aunque de buen sabor, estaba seco, con poco de la anunciada salsa de tamarindo y con un coco que no estaba en la carta. No es costumbre en los buenos restaurantes llegarle al comensal con sorpresitas. La entrada de palmitos gratinados estaba sencillamente incomible. Los palmitos durísimos. La entrada de espárragos y hongos estuvo bien, con una salsa muy rica, pero algo aguada. La sopa de tomate verdaderamente deliciosa. El lomo sabroso, así como la pizza que se pidió. Por el lado del servicio, la cosa sí que estuvo mal. El mesero despistadísimo. No trajo todas las bebidas, se desaparecía. Tocaba pararse para buscarlo. Ah pero eso sí cometiendo la indecencia de servirle a uno el vino. Horror de los horrores. El ambiente sí estuvo estupendo. Sinceramente sentí que hoy 30 de diciembre estaban los reemplazos. No creo que hubiese un chef a cargo sino el asistente del sous-chef. Los meseros con poquísima experiencia parecían los reemplazos de los reemplazos.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (536)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×