Comida
Servicio
Ambiente

Este restaurante es realmente un descubrimiento. Queda en la carretera en medio de la nada y la verdad a menos que uno lo conozca jamas pararia para entrar. Sin un aviso y en una casa pequena y muy rustica se esconde una cocina francesa exquisita. La carta es pequena pero muy acertada. Como entrada recomiendo los champinones al ajillo...exquisitos! Los platos fuertes son todos maravillosos, el bourbou, angus especial, angus pimienta, en fin, cada uno mejor que el anterior. Las salchichas alemanas son igualmente una gran opcion. Y para terminar strudel de manzana o torta de chocolate.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (53)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×