La Grande

Quinta Camacho sigue creciendo, no solo eso, también sorprendiendo. Esta vez, una propuesta que abre sus puertas el 14 de febrero de 2017, una cevichería y al mismo tiempo cantina, un lugar que pretende rescatar sabores latinos con mayor presencia peruana y mexicana. Inspirados en la comida popular, de plaza, de calle, La Grande le lanza al mercado con un menú muy interesante y atractivo. Su carta arranca con mas de 12 opciones de ceviches, tienen además tiraditos, propuestas al fuego, algunos tacos, arroces y pastas. La propuesta de coctelería, sencilla y muy bien lograda, cocteles frescos, con sabores latinos. Nosotros probamos el Super Power y el Puro Tumbao, el primero con Vodka, sirope de ají amarillo y verde ahumados hechos en casa, manzana verde y zumo de limón, un coctel muy refrescante y ligero, con el sabor a manzana muy marcado. El segundo por su parte preparado con bourbon, campari infusionado en romero, sirope de chicha morada y soda, coctel que tiene un carácter principal de campari, refrescante y complejo. De entrada pedimos un ceviche aguachile norteño: pescado blanqueado y camarones, salsa aguachile, tomate cherry y cebolla en pluma, una perfecta entrada para abrir el apetito, el sabor muy balanceado, un poco de ácido, muy delicioso. Nuestra recomendación es pedir todos los platos para compartir, ya que toda la propuesta es muy interesante, por eso pedimos también unos tacos de langostino achicharrado, los langostinos muy crocantes, tienen una emulsión de rocoto y además vienen con suero costeño y limón, muy ricos. El último plato que pedimos fue un meloso de pesca, un arroz meloso absolutamente delicioso, con ají amarillo y un pescado blanco suave, y con gran sabor. El servicio del restaurante es impecable y el ambiente muy acogedor, un diseño callejero muy bien logrado, la atención perfecta, todo el personal muy bien capacitado en el tipo de servicio y en la propuesta gastronómica. Para terminar, pedimos un postre que nos recomendaron, su propia versión de la oblea, un mouse de arequipe, con oblea echa en casa, crumble de chocolate y salsa de frutos rojos, un postre que definitivamente tienen que pedir. Los fines de semana, tienen música en vivo, si se quieren pasar no lo piensen dos veces, es una linda experiencia que nuestro equipo recomienda.