Comida
Servicio
Ambiente

Tanto el espacio físico del local como el menú son una tercera parte del que estaba en casco histórico de Usaquén. No obstante, la comida que ofrecen actualmente sigue siendo excelente y con precios más ajustados a la competencia de hoy. El concepto de porciones generosas para compartir entre varios comensales se mantiene. El Taco de Pato y el Arroz, clásicos. La Panceta estaba suave y jugosa, complementada con la salsa y ralladura de naranja; cambiaría el pan bao dulzón por uno neutro o salado, u otro acompañamiento. El Encebichado es agradable, pero deberían advertir que no es un cebiche peruano sino una interpretación asiática, sin cebolla, tomate y pimentón; con mucho jengibre y una leche de tigre menos ácida. Finalmente, aunque cualquiera de los dos postres (Milhoja y Torta de Alfajor) es riquísimo, me quedo con la Torta de Alfajor por la combinación de los sabores de la lúcuma y el chocolate y la "mantequillosidad" de la masa del alfajor. Las porciones de ambos son enormes. La atención fue impecable y, a pesar de ser domingo en hora pico, pudimos pasar a la mesa 15 minutos antes de lo que nos comunicó inicialmente el encargado.

Comida
Servicio
Ambiente
  • Torta de Alfajor
  • Milhoja
  • Encebichado
Ver más comentarios (5)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×