Comida
Servicio
Ambiente

En mi opinión es el mejor lugar para comer carne en toda esta fría ciudad de maíz, tubérculos y arribistas. Allí la comida (limitada al asado) alcanza dimensiones épicas. Para las personas que trabajan en ese lugar, en especial el parillero y el maitre, ofrecer de comer está revestido de una gran dignidad. Hacer de comer es un acto de decencia y humanidad. El restaurante es amplio y siempre con tango de fondo. Buenos acompañamientos... comer se convierte en un acto conmovedor... si me voy de Bogotá este lugar estaría entre las cosas que extrañaría. Espero poder ir al menos una vez a la semana y comerme un ojo de bife con verduras saltadas...

Comida
Servicio
Ambiente
  • Ojo de bife
  • Ojo de bife
Ver más comentarios (4)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×